lunes, 23 de abril de 2012

Rango auditivo humano


El oído humano percibe sonidos que genera una fuente sonora al vibrar entre 20 y 20.000 veces por segundo. La Frecuencia es la cantidad de vibraciones en 1 segundo. Así como el tamaño se mide en metros, el peso se mide en kilos y el contenido líquido se mide en litros, la frecuencia se mide en Hertz, que se abrevia así: Hz. Ejemplo: Si digo “Este sonido es de 100 hz”, es lo mismo que decir, “este sonido produce 100 vibraciones por segundo.”

Cuando un objeto, como por ejemplo una cuerda de guitarra, vibra más rápido, crea más ondas de presión por segundo en las moléculas del aire. En ese caso, nuestro oído percibe un sonido de alta frecuencia, al que denominamos sonido agudo. Cuando esta fuente sonora vibra más lentamente, crea menos ondas de presión por segundo en las moléculas del aire. Así, nuestro oído percibe un sonido de baja frecuencia, al que denominamos sonido grave.

            El Rango Auditivo Humano es limitado. O sea que existen “sonidos” que no podemos oír. Dijimos anteriormente que podemos oír cualquier sonido entre 20 hz y 20.000 hz. Un sonido menor a 20 hz se denomina infrasonido, y es inaudible. Un sonido mayor a 20.000 hz se denomina ultrasonido, y también es inaudible. A su vez, con el correr de los años nuestros oídos van envejeciendo y vamos perdiendo audición en las frecuencias altas.

La Frecuencia, en términos musicales, se conoce como Altura. Cuando aumenta la Frecuencia, aumenta la Altura. Cuando disminuye la Frecuencia, disminuye también la Altura.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada